Nota de prensa Viernes 30 septiembre 2016

El Centro Cultural Casa del Reloj acogerá este fin de semana el I Congreso sobre Empleo de Hogar y Cuidados, organizado por el Ayuntamiento de Madrid junto al “Grupo Turín”

  • El Ayuntamiento apuesta por la mejora de las condiciones laborales de las personas empleadas del hogar

  • El Ayuntamiento reclama que España se adhiera al convenio de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre “Trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos”, como ya han hecho más de 50 países, 7 de ellos europeos

  • El convenio internacional C189 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) aboga por una equiparación real entre los trabajadores por cuenta ajena y propia para que las personas empleadas del hogar tengan los mismos derechos todo tipo de prestaciones

  • A pesar de su creciente significación económica y social, el empleo de hogar o el trabajo doméstico y los cuidados ha sido, y sigue siendo, una de las formas de empleo más invisibilizada, precaria, insegura y desprotegida, así como peor remuneradas, según explican desde la organización del Congreso

Madrid 30 septiembre 2016.-

La directora general de Igualdad entre Mujeres y Hombres, Ana Buñuel, ha presentado hoy el I Congreso sobre Empleo de Hogar y Cuidados, organizado conjuntamente por el Grupo Turín y el Ayuntamiento de Madrid, que se celebrará en el auditorio Centro Cultural Casa del Reloj, en el Paseo de la Chopera, durante este fin de semana, y que será inaugurado mañana por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Ana Buñuel ha estado acompañada por Eva Ortúñez, del Grupo Turín; Juana Flores, de la organización Mujeres Unidas y Activas (EEUU); y Alicia Pacas, empleada del hogar y miembro de la organización Brujas Migrantes, integrada en la plataforma Turín.

Las personas empleadas del hogar cuidan de nuestras niñas y nuestros niños, de nuestros mayores y atienden nuestros hogares. Pero en la actualidad, carecen de los mismos derechos. En verano de 2015, el Ayuntamiento y el grupo Turín, bajo el liderazgo de la alcaldesa Manuela Carmena y la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, se comprometieron a trabajar en una propuesta colaborativa que se ha traducido en un programa desarrollado con la Dirección General de Igualdad entre Mujeres y Hombres del Ayuntamiento de Madrid.

Durante el sábado 1 y el domingo 2 de octubre, un total de 29 expertos, técnicos, docentes y políticos redundarán en la necesidad de la ratificación e implementación del C189 OIT (Organización Internacional del Trabajo), el convenio sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

De esta forma se pretende que España se adhiera al compromiso internacional de la equiparación real entre los trabajadores por cuenta ajena y propia y las empleadas y empleados del hogar, que tengan los mismos derechos en materia de prestaciones, y lo que no es menos importante visibilizar y dignificar una labor imprescindible en la sociedad actual.

Ana Buñuel ha señalado que “es muy necesario reflexionar sobre la situación de las personas empleadas del hogar, sobre las dificultades que tienen para reivindicar sus derechos, por lo que consideramos que España debería adherirse a este convenio internacional, y éste va a ser uno de los ejes del congreso”.

Según las organizadoras del congreso “a pesar de su creciente significación económica y social, el empleo de hogar o el trabajo doméstico y los cuidados ha sido, y sigue siendo, una de las formas de empleo más invisibilizada, precaria, insegura y desprotegida, así como peor remuneradas. El grave déficit de trabajo decente a los que han de hacer frente los y las trabajadoras del hogar es consecuencia de su vulnerabilidad jurídica y social”. Por ello, uno de los objetivos principales del Congreso es visibilizarlo y ponerlo en práctica en la agenda política y social.

Plataforma Turín

En 2011 nació el Grupo Turín –plataforma compuesta por entidades y personas que desde diferentes ámbitos y perspectivas trabajan por la dignificación del sector denominado Empleo del hogar y los cuidados–con el objetivo de conseguir que el Estado Español ratifique el convenio 189 de la OIT (y recomendación 201) “Trabajo decente para los trabajadores y las trabajadoras domésticos”.

La OIT adoptó el 16 de junio del año 2011 un marco normativo que sirvió de base para que los países revisen su normativa interna, la amplíen o reconozcan en su curso la protección legal para las y los trabajadores domésticos; y así lograr que el trabajo decente sea una realidad para el sector.

En la actualidad más de 50 países, 7 de ellos europeos, han ratificado el convenio 189 OIT. Nuestro país todavía no lo ha hecho (y por consiguiente, tampoco su recomendación 201) a pesar de las movilizaciones de colectivos, sindicatos y asociaciones que lo han pedido, así como diversas iniciativas de PNL y mociones a favor en múltiples ayuntamientos y el congreso nacional.

Éxito de participación

Eva Ortúñez, de la Cooperativa “Abierto hasta el amanecer”, que forma parte de la plataforma Turín, ha señalado que “las solicitudes para asistir al congreso han desbordado nuestras previsiones, lo cual es una buenísima noticia. Han llegado más de 400 inscripciones cuando las plazas eran 270, y además, más del 50% de las solicitudes son de empleadas del hogar”. Ortúñez también ha explicado que 46 mujeres que querían asistir al congreso y tenían dificultades económicas para poder desplazarse a Madrid, han sido becadas por la ong Calala, Fondo de Mujeres.

La rueda de prensa ha contado con el testimonio de Alicia Pacas, empleada del hogar salvadoreña y perteneciente al colectivo Brujas Migrantes, también integrado en la plataforma Turín, quien ha reivindicado que “nuestro trabajo ha sido visto históricamente como un trabajo no profesional, cuando no es así. Hacemos trabajos de limpieza, de cocina, de enfermería, e incluso a veces, cuando se trata de una persona que habla otro idioma, se nos pide que demos clase a sus hijos. Todo esto por un salario mínimo y prácticamente nunca reconocido”.

Finalmente Juana Flores, co-directora de MUA (Mujeres Unidas Activas, de EEUU), también ha insistido en que “nuestro trabajo nunca se ha reconocido, ni fuera de las casas donde trabajamos ni tampoco dentro. Y yo me pregunto cómo es posible esto, si cuidamos de sus hijos, de sus personas mayores, que son los bienes más preciados, y cuidamos de sus hogares”.

DIRECCIÓN GENERAL DE COMUNICACIÓN AYUNTAMIENTO DE MADRID  firma_madrid_azul_digital_1_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *